Lujo, precisión y estética aúnan fuerzas en doce relojes femeninos de excepción 




"El sueño va sobre el tiempo flotando como un velero. 
Nadie puede abrir semillas en el corazón del sueño"
Así sonaba el grito desgarrado de Camarón a través de las palabras de García Lorca.
Y es que el tiempo ha sido el centro de cientos de proverbios, le han cantado
desde los cinco rincones del mundo e incluso tiene su propia leyenda.
Hemos oído que corre, que se resume en un instante e incluso que es oro… y nunca
mejor dicho. A la hora de encerrar los minutos, los relojes se convierten en auténticos lienzos en blanco en manos de maestros artesanos que hacen de ellos verdaderas piezas de Alta Joyería. El lujo, la precisión y la estética confluyen en una obra que, como todo arte, perpetúa aquello que hay de eterno en el mundo. 

Los relojes más románticos y elegantes llegan dispuestos a deslumbrarnos gracias a llamativas esferas esmaltadas que florecen entre los destellos del oro y las piedras preciosas. Engarfiadores, pintores de miniaturas, talladores y escultores aúnan sus esfuerzos para crear piezas de Alta Relojería que seducen a la mujer contemporánea. Es el caso de la colección Millenary de Audemars Piguet quien no duda encerrar un cielo estrellado en una caja de oro rosa o blanco, junto a ciento doce diamantes de talla brillante y un elegante brazalete de satén.

Así también, destaca la línea Attrape-moi… si tu m’aimes de la firma Chaumet y su reloj con correa azul de satín y esfera de oro rosa, que alberga una mariposa y dos amapolas talladas en madreperla blanca coloreada con esmalte y coronada con zafiros. Con Dior VIII, la relojería se funde con la Alta Costura en una elegante esfera de oro blanco, decorada con una marquetería de nácar, ornada con un borde amarillo y engastada con diamantes. Los rayos solares serán el motivo central de su esfera, coronada por una pulsera en piel de cocodrilo azul.

Lejos del lujo silencioso, la tendencia Arty se impone con fuerza a la hora de reflejar el exotismo de la naturaleza sobre esferas plagadas de vivísimos colores y un brillo sin parangón. De este modo, nos dejamos llevar por las hadas de Van Cleef & Arpels y su línea Poetic Compilations, entre la que destaca este reloj de oro rosa con diamantes y zafiros, correa verde esmeralda y charm en forma de mariposa. De cerca, Il Giardino Tropicale de Bvlgari presume de un minucioso trabajo sobre su esfera pintada a mano, en la que destaca un papagayo y motivos florales con diamantes de talla brillante engastados. No menos impactante es Les Heures Fabuloses de Cartier, en la que nenúfares y flores de loto tridimensionales conviven con burbujas de diamantes y peces.

La delicadeza estética y el brillo de piedras preciosas nos llaman desde lo alto de las vitrinas de los maestros relojeros, entre los que se encuentra Piaget. Su modelo Limelight Garden Party luce diez imperiosas esmeraldas de talla marquesa y 35 diamantes talla brillante, coronando una esfera engastada con setenta y seis diamantes. Por su parte, Chanel encadenará el tiempo con su reloj en oro blanco, ónice y diamantes. Mientras, Swarovski hará gala de opulencia fruto de su colaboración con la firma francesa Shourouk, de la cual nacerá esta creación versátil rematada con dos capas de cristal.

Las tradicionales firmas de relojería de manufactura reconocida, también han aderezado sus sobrias líneas históricas con elegantes guiños a la Alta Joyería. Es el caso del modelo Calatrava de Patek Philippe. Esta firma con más 175 años a sus espaldas, sorprende con una obra de arte que destaca por la pericia a la hora de crear tan llamativa esfera engastada.

Madreperlas y diamantes serán los protagonistas de Ladymatic, uno de los relojes más hipnóticos de Omega. Su imaginativo motivo central, así como sus exquisitas líneas hacen de él una pieza de culto. Por último, destacar el encuentro entre el savoir-faire y el arte relojero del Oyster Perpetual Datejust Special de Rolex. Una joya adornada con exclusivas esferas de nácar y oro, así como fascinantes motivos engastados con diamantes.

Doce piezas exquisitas como doce horas marcan sus manijas. Un excelso jardín de lujo y precisión dispuesto a marcarnos el paso a cada minuto, eso sí, de la forma más soberbia e imperiosa desde «el corazón del sueño.».


De las plataformas de vértigo hasta las panchas más cancheras, todo vale esta temporada. Qué se usa y cómo incorporarlo en tus looks. A tus pies.

Zapatos
Thinkstock Photos | Zapatos
  • Plataformas bien veraniegas en tonos mandarina, naranja, agua marina, verde esmeralda y azul con estampas de flores, un must de la temporada. Más info: www.calzadosmicheluzzi.com
  • La línea Hollywood propone stilettos con plataforma en gamuza de colores vibrantes. Ideal para mujeres que quieren una noche inolvidable.
  • ¡Las zapas son tendencia! sus estridencias de colores como el rojo, violeta y azul conquistan a los transeúntes despreocupados. Nacidas de un poderoso mix de materiales ideado cuidando todos los detalles, las Balboa cuentan con una suela de goma y un Mega Cierre, que permite transportar pequeñas pertenencias cómodamente.  Más info: www.zapatillaspuro.com.ar
  • Estampas de flores, frutas, plantas, palmeras y animales exóticos hacen juego con un paisaje soñado y confluye con los acabados glamorosos que marcan tendencia: pedrería, bordados, tachas y lentejuelas. El tropical print es tendencia esta temporada, tan veraniega como exótica. Más info: www.juanitajo.com
  • Una colección ecléctica, joven y moderna. Las plataformas siguen reinando, más altas que nunca y llenas de color. Más info: www.chiariniweb.com.ar
  • Plataformas clásicas y con un dúo imbatible: blanco y negro, infaltables de la temporada. Más info: www.laspepas.com.ar
  • Ballerinas confeccionadas artesanalmente en cuero vacuno con tranfer de jaguar, forrería en cuero vacuno y moño en cabritillas gamuzadas de colores a contratono. El precio: $750.
  • Ballerinas en gamuza con detalles de tachas, un must de esta temporada. El precio: $900.
  • Sandalias con taco y plataforma, de Luz Príncipe. Consultar precio.
  • Mocasines con taco chino y detalles de tachas en naranja y beige, la propuesta de Luz Príncipe. Consultar precio.
Si hay algo que nos fascina a todas son los zapatos. ¡Y el verano es la mejor época para lucirlos! En esta nota te contamos cuál es la tendencia para esta nueva temporada y te damos algunos consejos de imagen para que sepas cómo y cuándo usarlos.

-Stilettos. Un verdadero clásico, un comodín para todas las mujeres, sobre todo para las más tradicionales. Súper versátiles, tienen la ventaja de estilizar el tobillo, los podés combinar con cualquier tipo de prenda y lucir en cualquier ocasión… ¡Y siempre estarás esplendida con ellos! Para ir a trabajar, podés llevarlos con unos jeans azul oscuro o podés combinarlos con un vestido para una fiesta de gala. Chic, modernos y ultra femeninos, no pueden faltan en tu vestidor esta Primavera/Verano 2014.

-Sandalias Franciscanas. De mucha personalidad, lo cierto es que estos zapatos están de moda pero no siempre estilizan el pie. Por eso el consejo es no combinarlas nunca con bermudas, Capris o faldas a la rodilla. Sí hacelo con shorts, faldas y vestidos cortos, o bien, con pantalones largos. Es un zapato para usar preferentemente durante el día y caminar con mucha comodidad.

-Sandalias con taco. Infaltables de todos los veranos, en éste se van a ver bastante las que tienen una cinta al tobillo… Son lindas pero algo complicadas para usar ya que generan un corte óptico que acorta nuestras piernas. Para las de tobillos anchos están prohibidas. El consejo: si vas a mostrar las piernas, elegilas de un color cercano al tono de la piel para que no se produzca un contraste. En cambio, si las vas a combinar con chapines tratá de que ambos posean el mismo color. Para las que tienen menos complejos o son más osadas se puede jugar con la regla de los contrasten y opuestos entre la prenda inferior y este delicioso calzado.

-Alpargatas, Panchas y Chatitas. El factor común es la comodidad. Son ideales para completar looks naturales y despojados. Las primeras son perfectas para un día de rélax, para ir a la playa o, simplemente, andar la ciudad en ocasiones informales. Se imponen en colores shocking y estampados florales. Para crear un look canchero y joven las podemos combinar con shorts de denim o vestidos camiseros. Las chatitas son perfectas para usar con todo, desde túnicas, shorts y pantalones hasta faldas (cortas y largas). Ideales para la playa, dan un aire étnico y canchero.

-Mocasines. Para las más formales, nos otorgan un mix masculino. Este es otro calzado todo terreno que nos proporciona un aire elegante para ir a trabajar en verano. La mejor opción es combinarlos con pantalones largos semi-oxford o chupines y también con cortos que se cortan al tobillo.

-Sneakers. Para un look casual, es un zapato súper neutro. Dejá fluir tu creatividad y combinalas con lo que se te ocurra: desde pantalones de cuero (bien rocker), palazzos  (para un estilo ultra relajado), shorts (para las más jóvenes) y  también con faldas y vestidos.

-Plataformas XL. Siguen en boga más que nunca y con una altura que da vértigo. Se imponen, sobre todo, con tacos de madera. Son ideales para combinar con palazzos, otra prenda tendencia del verano y dejando ver un poco el taco mientras caminamos. Son perfectas para estilizar las piernas. Van tanto para el día como para la noche ¡y derrochan onda!


Magali Balzán para Romina Barak Consultoría + Imagen.
Fuente: Entremujeres.com 


Hay reglas que se asumen irrompibles hasta que alguien las ignora.

El pop debía ser frívolo y tetón, percusivo más que contagioso, como un hip-hop lánguido con jadeos en lugar de flow para teens que entienden de música. Y entonces, esta bella adolescente pálida de 17 años de Nueva Zelanda llamada LORDE, dijo que no, que su propuesta densa y personal podía merecer el respeto de la Intelligentsia musical y, a la vez, vender millones y ganar varios Grammy con "Royals", el hit que la catapultó a los charts. En Lollapalooza presentó su disco Pure Heroine: una maravilla de pop oscuro.

Descargate su album completo desde iTunes haciendo click en LORDE


Otra revelación que la rompe: Imagine Dragons.

Como si alguien hubiese unido distintas encarnaciones de la épica en un gran Megazord dramático, Imagine Dragons triunfa por comprimir en un simpatico cuarteto de chicos facheros todo el barroquismo del Arcade Fire, el histrionismo de The Killers, la grandilocuencia de U2 y el rescate de la canción esencial que hace Mumford & Sons. En 2013, Radioactive, su caballito de batalla fue el tercer tema más vendido en Estados Unidos y la versión intervenida por Kendrick Lamar en los ultimos premios Grammy los mostró en estado de gracia.


Si te quedaste manija podes descargar Night Visions acá



Una aluciante rubia cabellera, viene a hacerle frente a las más espectaculares cantantes.
Ellie Goulding .


Ellie recibió dos nominados a los premios Brit de 2011, ganó un Glamour Award a la revelación del año y como si fuera poco con Anything Could Happen se convirtió en el séptimo sencillo de la cantante. Este logró la quinta posición en el Reino Unido y aunque no ubicó una posición alta en los Estados Unidos, vendió un millón de copias. 
Recibió una nominación a los Teen Choice Awards como artista revelación, al igual que con su primer disco, reeditó y reelanzó Halcyon como Halcyon Days
Gracias a esto, Halcyon alcanzó más tarde la posición número uno en el Reino Unido. El sencillo líder, «Burn», logró una buena recepción comercial alrededor del mundo. 
Concretamente, se convirtió en el primer número uno de Ellie en el Reino Unido, además de su primer top diez en Alemania y Australia.




Mira la presentación de Ellie Goulding en los MTV Movie Awards


Ellie Goulding
 Foto by Mtv Awards





Ellie Goulding se presentó en el escenario de los MTV Movie Awards para presentar de manera muy original sus canciones para la película Divergent. En un piano en segundo plano, Zedd tocaba la canción melódica de Ellie Goulding “Beating Heart” y con un giro inesperado, el DJ y productor cambió súbitamente el piano melódico por la tornamesa llena de colores para darle la bienvenida a su canción “Find You” que logró hacer una maravillosa interpretación junto con sus compañeros Matthew Koma y Miriam Bryant. 
Mira abajo su último corte BURN y descargalo desde iTunes







Al igual que en la comida, a los franceses les gusta mucho el acabado a mano en los muebles. Buena muestra de ello es el premio al «Meilleur Ouvrier de France», el mejor artesano del país, que se otorga cada año.
A nivel internacional, la industria de la decoración francesa no está tan presente como la italiana o la escandinava, que vuelve a estar de moda. El fabricante de muebles modernos más conocido es Lignet Roset. Junto a él son muy demandados diseñadores como Ronan y Erwan Bouroullec, Jean-Marie Massaud, Christophe Pillet o Patrick Jouin. Ha surgido además una nueva generación de ambiciosos fabricantes como los parisinos Moustache, Super-Ette y Petite Friture.

 Ionna Vautrin es la diseñadora más conocida de la nueva generación. Nacida en Bretaña en 1979, tiene su propio estudio en París desde 2011 y ha trabajado para empresas conocidas como la marca de zapatos española Camper o el fabricante de lámparas italiano Foscarini.
Su lámpara de mesa «Binic», hecha para Foscarini, ha sido un éxito de ventas. "Binic está llena de color, es pequeña y coqueta", la describe Ionna Vautrin. Mucho de lo que diseña tiene un toque pícaro y arranca una sonrisa al verlo. Por ejemplo su nueva lámpara «Doll», inspirada en los gatos de la suerte chinos.
Su estilo recuerda al de la película "Amélie", y al igual que a la protagonista a Vautrin le fascina la magia de las pequeñas cosas. Accesorios como una lámpara o una mesa auxiliar no son el centro de atención en un sala de estar, pero crean ambiente y generan emociones.
Vautrin interpreta de forma original y creativa estos elementos dejados de lado a menudo en la arquitectura moderna purista. "Los diseñadores franceses representan en el extranjero un estilo que es emotivo, sensitivo y poético", afirma Vautrin.
Porque en Francia se considera que no es necesario que todo esté perfecto en una casa: se le tiene cariño al viejo sofá abollado y a la foto familiar idílica sobre la chimenea. Precisamente en esta flexibilidad frente al estilo dominante de diseño purista muestran los franceses su «savoir vivre», su arte de saber vivir.